Los 5 mejores champús para el cabello de 2022

Los 5 mejores champús para el cabello de 2022

En un sector tan competitivo como el del cuidado del cabello, entrar a formar parte del prestigioso club de los champús más vendidos vale el doble. Contar con una fórmula infalible puede ser el principal requisito, pero no es ni mucho menos el único. La última palabra la tiene, como con casi todo, el voto popular.

Pero resulta que lo más importante no es lo que llevan los champús profesionales, sino que lo que no contienen en su formulación. “La gran mayoría de champús no profesionales usan muchos ingredientes que consiguen como resultado inmediato una melena bonita y sana, pero a largo plazo deterioran el cabello, como, por ejemplo, las siliconas y los sulfatos. Las siliconas son un producto sintético que, aparentemente, pueden mejorar el aspecto del cabello y domar las melenas salvajes, ya que son las encargadas de dejar una textura sedosa y con brillo, pero lo consiguen recubriendo cada cabello de un velo invisible de plástico que obstruye los poros de la fibra capilar, impidiendo que el cabello respire y entorpeciendo la penetración de los principios activos que le apliquemos. Los sulfatos son detergentes abrasivos responsables de crear la espuma en los champús y arrastrar la suciedad, pero su poder limpiador es tan alto que puede provocar irritación, sensibilidad y enrojecimiento en el cuero cabelludo”, añade la experta.

Si algo tenemos claro, es que un buen hair day no empieza con la mascarilla, el secador ni la plancha de pelo. Es un buen champú (bueno, y un buen corte de pelo) el que marcará el resto de tu rutina capilar, además del resultado final.

La realidad es que cada cabello es un mundo: el mismo champú que a tu amiga le encanta, puede dejarte el pelo fosco y apagado a ti. La clave está en saber elegir qué champú es el mejor para tus necesidades.

1.Estimula el crecimiento del pelo:Champú Premium Nº1 de Nuggela

Ver en Amazon

Hay productos que no necesitan carta de presentación porque su reputación les precede y esta creación española, también conocida como ‘champú de cebolla’, es una ellas. El gran superventas capilar de los últimos años es un champú para todo tipo de pelo elaborado con extracto de cebolla roja, glucógeno marino y sales del Mar Muerto, entre otras decenas de ingredientes, y diseñado para potenciar el volumen, fortalecer el cabello y acelerar su crecimiento.

2.GLISS – Champú Ultimate Repair

Ver en Amazon

Un producto diseñado para las necesidades del cabello muy dañado o seco gracias a la triple concentración de keratina líquida, cuya misión es devolver esta proteína fibrosa natural disminuida a causa de los efectos del sol o la contaminación ambiental. Esta reestructuración del cabello le aportará mayor flexibilidad, brillo y fortaleza. Además, la elasticidad y la capacidad de peinado se ven mejorada por su otro ingrediente, la perla negra. Es el que mejor puntuación recibe: 69 de 100.

3.Kevin Murphy Kevin Murphy

Ver en Amazon

Los cabellos teñidos no se benefician de cualquier tipo de lavado, sino de aquel proveniente de productos formulados a tal efecto. Es el caso del icónico ‘Angel Wash’ de Kevin Murphy, que limpia de manera muy suave para mantener intacto el color. Además, restaura la fibra y la suaviza gracias a su contenido en lavanda, extracto de té verde y vitamina C.

4.Farma Dorsch Go Organic Champú Anti

Ver en Amazon

La lista de beneficios que se atribuyen al champú anticaída desarrollado por los laboratorios dermatológicos Farma Dorsch la encabeza un aumento del volumen (en un 94 por ciento, según el test de eficacia de la marca), la reducción de la caída (en un 84 por ciento) y del encrespamiento (en un 83 por ciento). El resultado es una fórmula hidratante, que también tiene efecto sobre el brillo, y está indicada para cabellos normales y grasos.

5.L’Oreal Paris Elvive

Ver en Amazon

Un champú que repara intensamente los cabellos largos y dañados, sin apelmazarlos. Reconstituye el pelo hasta las puntas y lo mantiene más fuerte. El producto se sirve en crema con una textura parecida a la de la mascarilla y con una fórmula concentrada a base de lípidos nutritivos. Se debe aplicar sobre el cabello mojado, masajear suavemente y, seguidamente, aclarar. El recipiente tiene un tamaño de 200 ml.

¿Por qué es tan importante usar champú?

El champú es el encargado de eliminar del cuero cabelludo las células muertas, el exceso de sebo y los residuos acumulados de todos los productos que aplicamos en el cabello: sérums capilares, espumas, geles, laca, champús secos…

Si no lo hiciéramos (o lo hiciéramos mal o con los productos equivocados), nuestro cuero cabelludo empezaría a engrasarse en exceso, presentar descamación e irritación e incluso alguna que otra infección. Por lo tanto, para conseguir una salud óptima del cuero cabelludo es esencial usar un champú de manera regular.

Qué es mejor, ¿un champú con sulfatos o uno sin sulfatos?

Los champús sin sulfatos no son mejores per se que los champús sin sulfatos. Lo que ocurre es que hay algunos sulfatos, como el laurilsulfato de sodio (SLS), que en según qué concentraciones pueden resecar el cuero cabelludo más de la cuenta. Aún así, hay buenísimos champús con sulfatos que respetan el cuero cabelludo y son aptos para todo tipo de piel, de igual forma que hay champús sin sulfatos demasiado secantes.

Hay casos especiales: las personas con el cabello rizado se beneficiarán de los champús más cremosos o en formato co-wash, que suelen llevar alternativas a los sulfatos, y las que se hayan sometido a un alisado de keratina de manera reciente también.

¿Cómo elegir el mejor champú para mí?

Antes que nada, deberías conocer un poco mejor tu cuero cabelludo y sus necesidades. ¿Tiene tendencia a resecarse o descamarse o lo notas grasiento al cabo de poco tiempo? Si sufres cualquiera de estos problemas en tu cuero cabelludo, será mejor optar por un champú de tratamiento que priorice la salud de esta parte del cuerpo antes que nada. Mejor consulta con tu dermatólogo.

En cambio, si tu cuero cabelludo es normal puedes elegir champú según los resultados que desees obtener o tu tipo de cabello. Hidratantes, para pelo rizado o decolorado, voluminizadores, detoxificantes… Los hay de todo tipo. E incluso, si quieres apostar por una opción más sostenible, apuesta por un champú sólido.

Cómo usar un champú de forma correcta

Sí, se supone que nos enseñaron a enjabonarnos la cabeza de pequeños, pero quizás no estés usando tu champú de manera correcta.

Primero, y con el cabello empapado, aplica una almendra de producto entre tus manos y masajea hasta que veas un poco de espuma (un poco menos o un poco más dependiendo de la longitud de tu cabello). Luego, masajea todas las áreas de tu cuero cabelludo, e insiste durante unos 2 minutos.

Si tienes mucho buildup de producto en medios y puntas puedes masajear un poco de champú también, pero no más de pocos segundos. De lo contrario, puedes obviar este paso: es suficiente con la espuma que llega con el aclarado final con agua. Fin.

Si hasta ahora has estado comprando el primer champú que tu mano alcanzaba en el supermercado, es el momento de empezar a invertir en tu cabello. Estos son los mejores champús según cada tipo de cabello que encontrarás.

¿Qué tiene que tener un buen champú?

Pues bien, a la pregunta qué tiene que tener un buen champú, la respuesta unánime que dan los profesionales es que un buen champú tiene que limpiar bien tanto el pelo como el cuero cabelludo. Eso sí, hay que recalcar que un champú determinado puede ser bueno para aquellas personas con el cuero cabelludo sensible pero no para quienes tengan el pelo graso.

Cada champú tiene sus características y debe utilizarse para los casos en los que se indica. La clave del éxito de un champo, aparte de su calidad, depende fundamentalmente de si se usa para el tipo de pelo que está indicado. Por ejemplo, si tenemos el pelo graso, no debemos utilizar un champú hidratante, puesto que lo hidratará más, y no es lo que buscaríamos en este caso.

Por lo tanto, para elegir un champú debemos prestar especial atención al cuero cabelludo, al tipo de cabello y a si se tiene o no coloración

¿Qué factores se han evaluado en cada uno de estos champús sin siliconas ni sulfatos?

El factor principal que he tenido en cuenta han sido los resultados, es decir, cómo he notado mi cabello después de usarlos. Aunque también he querido valorar el formato (si es líquido o sólido, el tipo de envase y la comodidad de uso), mi experiencia a la hora de aplicarlo en cuanto al olor, la cantidad de espuma y las sensaciones, así como sus cualidades extra (si protege el color, aporta hidratación, fortalece…).

¿Qué hacen los sulfatos en el cabello?

Los sulfatos son partículas de sal que se forman cuando el ácido sulfúrico entra en contacto con los químicos. El más habitual en la categoría de pelo es el tipo SLS o SLES, que encontrarás detallado en sus etiquetas. Y, aunque están considerados efectivos agentes limpiadores, no son adecuados para todo el mundo, sobre todo si te lavas el pelo a diario o varias veces por semana. En estos caso resultan agresivos detergentes que pueden acabar con la hidratación natural del tu cabello, contribuyendo a que se seque más fácilmente o que se irrite la zona del cuero cabelludo.

Además, la creencia popular de que los champús sin sulfatos no limpian igual que aquellos formulados con activos sintéticos es solo un mito. De hecho, al no contenerlos no solo lavan a la perfección sino que contribuyen a que tu melena no se reseque y a que los aceites ensenciales penetren mucho mejor. De hecho, pueden contribuir a que tu cabello presente mucha más sequedad, incluso enredos y tendencia a la rotura. Inevitablemente también puede que notes cómo tu melena pierde brillo, suavidad y volumen con tanta frecuencia de uso de los mismos.

¿Qué hacen las siliconas en el cabello?

Este tipo de compuestos son los encargados de aportar ese extra de brillo y suavidad al cabello, protegiéndolo además de las agresiones externas. Sin embargo, la capa de ‘protección’ que crean sobre la fibra (que da una falsa apariencia de brillo, ya que lo que vemos realmente es la película creada por estos agentes) impide que ésta respire bien.

¿Cómo saber si es un buen shampoo?

El aspecto más importante a la hora de comprar un champú es leer la etiqueta para conocer sus componentes. Si bien hoy en día la mayoría de las marcas han eliminado los sulfatos o agentes sulfatados, estos son ingredientes muy agresivos que pueden causar daños en las fibras capilares.

¿Cuántas veces a la semana se puede lavar el cabello?

Los expertos indican que el cabello debe ser lavado “cuando éste lo pida”, lo que exige saber identificar bien las necesidades. Aunque depende de cada tipo y del estilo de vida, algunos estudios concluyen que la frecuencia más satisfactoria es 5 o 6 veces por semana.

¿Cuáles son los ingredientes malos para el cabello?

Alcohol cuando está listado entre los cuatro primeros ingredientes, lauril sulfato de amonio (ASL), dietanolamina (DEA), dimeticona, formaldehído, lanolina, aceite mineral, parabenos como el metilparabeno o el propilparabeno, petróleo, glicol de polietileno (también llamado PEG/polietileno de, o polyoxyethelyne)

¿Cuál es mejor acondicionador o shampoo?

Es mucho mejor usarlo por separado ya que el shampoo cumple la funcion de lavar el cabello y se puede aplicar en todo el cuero cabelludo, puntas etc, mientras que el acondicionador es para hidratar el cabello volverlo suave y facilitar a la hora del peinado , y por ultimo solo se aplica en las puntas !

Leave a Comment

Your email address will not be published.

Scroll to Top