Cómo elegir ropa con protección solar (UPF)

  Uno de los grandes placeres de estar al aire libre es disfrutar del suave y cálido brillo del sol. Pero, como muchos de los placeres de la vida, es mejor hacerlo con moderación. La luz del sol incluye rayos ultravioleta (UV), y la exposición a estos rayos puede provocar quemaduras solares, envejecimiento prematuro de la piel y cáncer de piel.

  Elegir ropa diseñada para la protección solar y sometida a pruebas para confirmar su factor de protección ultravioleta (UPF) le permitirá controlar mejor su nivel total de exposición a los rayos UV.

  Este artículo tratará sobre:

  •   Quién puede beneficiarse del uso de ropa con UPF (prácticamente todo el mundo)
  •   Qué significan los índices UPF
  •   Las características de la ropa UPF
  •   Los factores que reducen y mejoran la protección solar

  Si no aprende nada más sobre el UPF, tenga en cuenta lo siguiente:

  Busque siempre el índice UPF probado en laboratorio de una prenda (si está disponible) para evaluar su verdadero nivel de protección contra los rayos UV.

  Dicho esto, si una prenda no tiene un índice UPF, hay algunas cosas en las que hay que fijarse a la hora de considerar las opciones de protección solar:

  •   Los tejidos más oscuros suelen ofrecer más protección contra los rayos UV que los más claros.
  •   Los tejidos más densos proporcionan más protección contra los rayos UV que los tejidos más sueltos.
  •   El poliéster y el nailon ofrecen más protección solar que las fibras naturales.

  Quién puede beneficiarse de la ropa con UPF

  La ropa con factor de protección ultravioleta (UPF) mejora la protección de todo el mundo contra los riesgos para la salud relacionados con los rayos UV, pero es especialmente útil para:

  •   Las personas sensibles al sol: Las personas con piel que se quema o tiene pecas con facilidad son más vulnerables a los rayos UV. Hay una serie de factores que pueden hacer que alguien sea más susceptible a las quemaduras solares, como la piel con una pigmentación más clara o con un gran número de lunares.
  •   Personas con una pigmentación más oscura de la piel: Por un lado, la pigmentación más oscura indica la presencia de más melanina, un compuesto que ofrece protección contra los rayos UV. Pero la pigmentación más oscura también hace que los daños causados por los rayos UV sean más difíciles de detectar, y puede inducirle a usted y a su médico a no estar tan atentos.
  •   Niños y adultos mayores: Los niños tienen una piel relativamente fina y sensible, y cualquier daño que sufran a una edad temprana aumenta el riesgo de sufrir problemas graves más adelante. Los daños en la piel también se acumulan con el tiempo, lo que aumenta el riesgo para la salud de todos los adultos a medida que envejecen.
  •   Las personas que se encuentran a gran altura, en regiones ecuatoriales o en la nieve o el agua: La intensidad de la radiación UV es mayor en los lugares donde el aire es más delgado (elevaciones), donde el sol está más directamente sobre la cabeza y los rayos UV tienen un camino más corto hacia usted a través de la atmósfera (regiones ecuatoriales) y donde los rayos provienen tanto de la luz solar superior como de las superficies reflejadas (como la nieve y el agua).
  •   Personas que toman medicamentos: La sensibilidad al sol se ve incrementada por una amplia gama de medicamentos, como los tratamientos para el acné, los antihistamínicos, los antibióticos, ciertos antiinflamatorios e incluso los suplementos de hierbas. Compruebe que todos sus medicamentos contienen advertencias sobre el sol.

  Qué significa la clasificación UPF

  El UPF es el sistema de clasificación utilizado para las prendas de vestir. Es similar al SPF (factor de protección solar), el sistema de clasificación utilizado para los productos de protección solar. El SPF sólo se refiere a la eficacia de un protector solar contra los rayos UVB, que se consideran el tipo de luz más perjudicial. El UPF, sin embargo, mide la eficacia de un tejido para filtrar tanto los rayos ultravioleta A (UVA) como los ultravioleta B (UVB).

  A la hora de comprar, las cosas son relativamente sencillas: Busque un número de UPF más alto y una mayor cobertura de la piel para obtener una mejor protección solar.

Clasificación UPFCategoría de protecciónTransmisión UV efectiva (%)
15Mínimo6.7
30Buena3.3
50+Excelente2.0

  A UPF rating of 30 indicates that the fabric of a garment allows 1/30 (approximately 3%) of the available UV radiation to pass through. A garment with a UPF 50 only allows transmission of 1/50 (approximately 2%) of UV rays. Any fabric that allows less than 2% UV transmission is labeled UPF 50+.

  Why you don’t see ratings below UPF 15: Fabrics rated below UPF 15 are not considered UV protective. A typical white cotton T-shirt, for example, offers a UPF 5 rating, which means that 1/5 (approximately 20%) of the available UV radiation passes through it.

  Factors that improve UPF ratings: As a shopper, simply look for the UPF rating on garment labels. Clothing manufacturers will have already taken the following factors into account in trying to achieve that level of sun protection:

  •   Construction: Dense, tight-fitting construction minimizes the amount of UV light that can pass through. Other construction details being equal, thicker fabrics can reduce UV transmission versus thinner fabrics.
  •   Color: Generally, darker colors prevent more rays (including UV) from reaching the skin. Within the same color, more saturated shades outperform paler ones.
  •   Treatments: Effective UV-absorbing chemicals and dyes can be added to improve UPF.
  •   Fiber type: Polyester, like nylon, is very effective in absorbing UV rays. Wool and silk are moderately effective. Cotton, rayon, linen and hemp fabrics generally score low without added treatments.

  Factors that reduce the effectiveness of ultraviolet protection factor (UPF) clothing: Whether you are considering the UPF specification on new clothing or packing your favorite rash guard for a trip to the beach, consider the following:

  •   Fabric moisture: For many types of materials, moisture can cause a significant reduction in a fabric’s UPF rating. However, some studies suggest that polyester may protect slightly better when wet.
  •   Fabric wear: As a fabric wears or fades, it also becomes less effective at blocking UV light.
  •   Fabric Stretch: Stretched fabric can lose a significant amount of its UPF, so consider replacing any garment that simply fits too tightly.

  How washing affects UPF ratings: Washing your clothing can increase or decrease its UPF, depending on several factors:

  •   Detergents with brighteners: Although most detergents contain them and most brighteners improve UPF, there is no way to know for certain whether a given detergent will improve your garment’s rating.
  •   Shrinkage: All things being equal, shrinking a garment gives it a tighter weave, which can increase its UPF.
  •   Clothing that depends on finishes for its UPF rating: The durability of finishes can vary. If a finish wears out, the UPF decreases. Check to see if your garment indicates that its UPF rating is good for a specific number of washes.
  •   Garments that rely on the inherent properties of the fabric for their UPF rating: UPF should remain relatively unchanged as a result of washings, until it decreases simply because the fabric wears or fades.

  Características de la ropa UPF

  •   Cobertura ampliada: Algunas camisas tienen cuellos de sol abatibles; otras pueden tener puños con forma para extender la cobertura sobre el dorso de las manos. En los sombreros, busque alas anchas y capas en el cuello.
  •   Ventilaciones: Los tejidos apretados, las telas gruesas y la cobertura ampliada también contribuyen a calentar el interior, así que busca muchas opciones de ventilación, como paneles superpuestos o malla detrás de las cremalleras que permiten que el aire circule sin exponer demasiada piel.
  •   Un corte más holgado: Evite las prendas elásticas que se ajustan demasiado, porque una prenda que se estira puede ser mucho menos eficaz para bloquear la luz UV. Los tejidos rígidos de corte más holgado también aumentan el confort térmico gracias al movimiento del aire.
  •   Tejidos de secado rápido: La humedad puede causar una reducción significativa en el índice de UPF de un tejido, por lo que tener una prenda que se seque rápidamente le permitirá recuperar su índice de UPF completo antes. (Otra estrategia consiste en llevar consigo ropa seca con factor de protección ultravioleta).

  Protección solar más allá de la ropa con UPF

  Es importante asegurarse de que la ropa tiene un factor de protección ultravioleta (UPF), pero la protección total contra los rayos UV requiere un enfoque multifacético:

  •   Ropa: Use ropa con protección UV que cubra una parte importante de su piel.
  •   Protector solar: Aplique abundantemente un protector solar con un FPS elevado en todas las zonas de la piel expuestas. Vuelva a aplicarlo con regularidad, ya que el protector solar pierde eficacia con el paso del tiempo.
  •   Gafas de sol: Utilice unas que ofrezcan una protección 100% contra los rayos UV.
  •   Sombra: Busque la sombra siempre que sea posible y tenga en cuenta que el agua, la nieve y las superficies reflectantes pueden aumentar su exposición a los rayos UV.
  •   Tiempo de exposición: Controle y limite el tiempo de exposición a los rayos UV, especialmente durante las horas de mayor intensidad de luz, aproximadamente de 9 a 15 horas.
  •   La protección solar no es sólo para los días soleados: El sol filtrado puede seguir dañando tu piel, así que protégete también en los días nublados.

  Tomar estas precauciones mantendrá tu piel más sana. Sé inteligente con el sol, y será más fácil disfrutar de la diversión cuando estés al aire libre.

We will be happy to hear your thoughts

      Leave a reply

      Ceimed
      Logo