Cómo elegir las capas base

Si quieres crear el mejor sistema de capas, empieza por centrarte en la base de ese sistema: tu ropa interior (también conocida como «capa base»). La comodidad al aire libre comienza con la capa que toca tu piel.

Hay tres consideraciones clave a la hora de elegir una capa base:

  • El material es importante: El tejido es la decisión más importante. Tanto si eliges uno sintético como uno natural, necesitas que evacue bien el sudor de tu piel.
  • Decisiones de peso: Se trata de elegir entre «peso ligero», «peso medio» o «peso pesado»; los tejidos más gruesos aportan un poco más de calor.
  • Factores de ajuste: Un tejido que evacua el sudor tiene que estar en contacto directo con la piel para cumplir su función, por lo que conviene que se ajuste bien.

If you’re new to the layering game, you should also read Layering Basics.

Tejidos de la ropa interior

Siempre que una prenda haya sido diseñada para ser una capa base, puedes asumir que su tejido hace un trabajo decente de evacuación de la humedad. Si aún no tiene una preferencia clara, tenga en cuenta los siguientes atributos de cada tipo de tejido de la capa base:

Sintéticos

Uno de los tejidos sintéticos más comunes para la ropa interior larga es el poliéster. También es posible ver nylon, polipropileno o rayón, o una mezcla de tejidos. Los tejidos que incluyen elastano ofrecen una cómoda elasticidad y pueden ajustarse bien sin sentirse constreñidos. Los tejidos sintéticos tienen las siguientes características:

  • Súper seco: Los tejidos sintéticos son excelentes para absorber y disipar el sudor, por lo que ofrecen la mayor sensación de sequedad de cualquier tipo de tejido.
  • Duraderas: Ninguna capa base es invencible; sin embargo, si buscas la opción más duradera, los sintéticos son tu mejor opción.
  • Retención de olores: Algunos tejidos sintéticos añaden un acabado que inhibe la acumulación de bacterias causantes de olores, lo que ayuda. Si vas a pasar varios días entre lavados, te ayudará tener cierta tolerancia al mal olor.

Lana Merino

Esta no es la lana que pica de tus abuelos. La lana merina ha sustituido casi por completo a la lana tradicional gracias a sus fibras suaves y ultrafinas. La lana también puede mezclarse con otros tejidos, como el spandex, para mejorar el ajuste y la flexibilidad. La lana merina tiene las siguientes características:

  • Mecha bien: La lana retiene parte de la humedad en su núcleo, lo que no te enfriará, pero la lana no se sentirá tan seca como un tejido sintético. También tardará más en secarse cuando se moje.
  • También enfría: La humedad en el núcleo de sus fibras se libera cuando las temperaturas aumentan, lo que puede ofrecer un poco de frescor en climas cálidos.
  • Moderadamente duradera: Llévalo debajo de otras capas y disfruta de una larga y feliz vida en común; como top independiente bajo las pesadas correas de la mochila, no durará tanto porque el roce constante puede desgastar el tejido. También puedes optar por una capa base que mezcle sintético y lana para aumentar su durabilidad.
  • Sin olores: Aunque no creas a los fanáticos de la lana que informan de días interminables de uso sudoroso sin un tufillo desalentador, es absolutamente cierto que la lana es altamente resistente (y naturalmente resistente) a las bacterias que causan olores.

Seda

La legendaria suavidad de la seda oculta el hecho de que es una opción viable de capa base para actividades poco exigentes, como una caminata otoñal fácil o un concierto nocturno al aire libre. La seda tiene las siguientes características:

  • Mecha moderada: Si no empujas tu ritmo cardíaco fuera de tu zona objetivo, deberías estar bien; algunas prendas interiores de seda tienen un acabado añadido para mejorar la mecha.
  • Flexibilidad: La seda, siempre disponible como opción ligera, se desliza fácilmente bajo otras capas; la contrapartida es que no es especialmente duradera.
  • Retención de olores: La seda no es resistente a los olores por naturaleza, por lo que hay que lavarla cada vez que se usa.

Cerámica/lana

La lana incrustada con partículas de cerámica es una tecnología emergente en las capas base diseñadas específicamente para el clima cálido. La cerámica atrae el calor del cuerpo y lo disipa rápidamente para ayudar a enfriar la piel.

Peso de la ropa interior

No tienes que pensar demasiado en esto, pero sí debes tener en cuenta tu metabolismo y tu nivel de actividad. Si siempre eres «el frío» de tu grupo, entonces elige un peso mayor. Si estás entrenando para el equipo olímpico de esquí nórdico, entonces elige un peso más ligero.

Estas son las tres opciones básicas de peso para la ropa interior larga:

  • Peso ligero: Temperaturas moderadas a frías.
  • Peso medio: Temperaturas frías.
  • Peso pesado: Temperaturas bajo cero.

También es posible que veas «ultraligero» o «peso pluma» u otros calificativos similares. Esto ocurre cuando las marcas intentan ir más allá del límite de la ligereza del tejido. En el lado más pesado de las cosas, puedes ver términos alternativos como «peso de expedición».

Recuerda también que la función principal de tu capa base es la gestión de la humedad. Las capas base más pesadas pueden añadir algo de calor, pero es la capa intermedia aislante la que mantiene principalmente el calor corporal (no la capa base).

Ajuste de la ropa interior

Para poder evacuar el sudor de forma eficaz, la capa más cercana a la piel debe estar realmente pegada a ella. Así que el objetivo es que se ajuste cómodamente en todas partes. Sin embargo, no te fíes únicamente de términos de marketing como «ajuste atlético»: Pruébatelo para estar seguro.

Algunas personas prefieren un ajuste holgado en una capa base de clima cálido. Su lógica es que disfrutarán de una mejor circulación de aire y refrigeración. Sin embargo, con un corte holgado, se sacrifica la eficacia de la absorción. Además, algunas capas base para climas cálidos distribuyen el sudor sobre una gran superficie, lo que enfría una gran área cuando se produce la evaporación.

We will be happy to hear your thoughts

      Leave a reply

      Ceimed
      Logo